Carrito

Cerrar
Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 99€

Presbicia y lentes progresivas

Presbicia y lentes progresivas

La presbicia o vista cansada es un defecto fisiológico, aparece cuando el cristalino empieza a perder flexibilidad y por tanto su capacidad para acomodar y enfocar adecuadamente, por lo que resulta difícil ver nítidamente los objetos cercanos. Empieza a manifestarse alrededor de los 40 años y uno de los indicios más comunes para detectarla es cuando hace falta separarse de lo que estamos leyendo para verlo mejor.

Al detectar los primeros síntomas es importante acudir a tu óptico-optometrista para realizar un examen visual específico, tras el cual te recomendará la solución más adecuada a tus necesidades. Recuerda informar a tu óptico sobre tus hábitos de lectura en el trabajo, aficiones, etc. ya que puede influir en el tipo de compensación óptica que necesitas. Aunque también existen lentes monofocales, ocupacionales o bifocales para corregir la presbicia,  en este blog vamos a centrarnos en las lentes progresivas. 

Las lentes progresivas son, en muchas ocasiones, la mejor solución para la presbicia y la más cómoda, ya que permiten ver bien a cualquier distancia. Existen muchos tipos, para cada una de las necesidades visuales, pasando de la gama más básica o convencional hasta las lentes de última generación con las mejores prestaciones.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Las lentes progresivas aportan múltiples beneficios ya que son muy estéticas, no tienen ninguna línea que delimita una graduación de otra, como ocurre con las bifocales. Como su propio nombre indica, permiten una visión progresiva a todas las distancias, sin los saltos de las bifocales, lo que se traduce en un mayor confort y nitidez visual. Su diseño respeta la forma natural de ver del ojo, haciendo muy sencilla la adaptación.

Utilizar gafas progresivas no significa tener que llevarlas todo el día puestas. Su uso dependerá del grado de dificultad visual de cada paciente, pero todos los présbitas encontrarán en el uso de gafas progresivas múltiples ventajas:

  • Visión clara a cualquier distancia: El diseño multifocal permite concentrar en una misma lente, todas las potencias de un usuario, lo que nos permite ver y enfocar nítidamente a cualquier distancia. Los usuarios que solo tienen presbicia mejorarán mucho sus tareas de cerca y a media distancia.
  • Mayor comodidad en cualquier tarea: Al llevar múltiples graduaciones en una sola gafa es posible realizar varias actividades a la vez. Se elimina el hecho de tener que cambiar de gafas dependiendo dónde quieras mirar o de la actividad que realices.
  • Fácil adaptación: Gracias a los últimos avances, la adaptación a las gafas progresivas es muy fácil e intuitiva. En este sentido, gracias a los últimos diseños, es posible alcanzar porcentajes del 100% y la transición entre graduaciones suele ser muy suave y natural.
  • Confort visual dinámico: Al asemejarse a nuestra visión natural, el uso de progresivos aporta un plus de confort en nuestra vida diaria, doméstica, laboral, de ocio o deportiva donde, generalmente, estamos en constante movimiento.
  • Visión óptima sin límites. Gracias a que los cristales progresivos pueden ser tallados en casi todas las dioptrías posibles, les hace ser un producto óptico ideal para casi todas personas, sin importar los defectos refractivos que se posean.

Los principales inconvenientes de este tipo de lentes son lo siguientes:

  • Para ver correctamente es necesario mirar por la zona adecuada. Aunque es fácil, nos tenemos que acostumbrar a mover algo la cabeza en vez de mover solo los ojos:
  1. En posición frontal, sea de cerca, intermedio o lejos, si vemos algo borroso, debemos mover un poco la cabeza arriba o abajo hasta ver perfectamente.
  2. Si miras de reojo se puede ver algo borroso por lo que se debe girar la cabeza más frecuentemente. Los nuevos diseños personalizados mejoran y optimizan los campos notándose menos este efecto.
  3. Igual pasa en la lectura. Debemos acostumbrarnos a seguir la lectura con la cabeza y no solo con los ojos ya que los campos visuales laterales aunque mejorados, son limitados.
  • No son apropiados para leer ni ver la televisión tumbados en el sofá ni en la cama, ya que es difícil mirar por el sitio adecuado esta posición. Es conveniente incorporarse para poder focalizar bien la imagen.
  • Algunos usuarios encuentran dificultad de enfoque inicial al mirar hacia el suelo, bajar una escalera o calcular el bordillo de una acera porque miramos por la zona inferior del lente progresivo que está destinada a la lectura. En estos casos, hasta adaptarse, se debe bajar más la cabeza para enfocar bien. También los progresivos más avanzados reducen este molesto efecto.

En los últimos años aunando tecnología y visión han avanzado y perfeccionado mucho las lentes progresivas de alta gama. Con las últimas innovaciones del mercado se consigue personalizar las lentes para adaptarlas a tus necesidades de manera que aportan mayor comodidad y facilidad de adaptación.

Los problemas de adaptación se evitan principalmente con una prescripción y un centrado correctos, así como con una buena valoración de tus necesidades. Tus lentes progresivas serán tan especiales como lo sea tu visión.

En ÓPTICA CAMIÑO tenemos una amplia variedad de productos de distintas gamas a un buen precio y te ayudaremos a encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades tras realizarte un examen visual completo.