Carrito

Cerrar
Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 99€

¿Qué es el glaucoma?

¿Qué es el glaucoma?

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad degenerativa ocular que provoca una reducción paulatina de la visión producida por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas de la retina y cambios en el nervio óptico, generalmente causado por un aumento en la presión intraocular.

Es una patología difícil de diagnosticar ya que no suele producir síntomas  hasta fases avanzadas. Existen diferentes tipos de glaucoma con diferente origen, evolución y por tanto tratamiento. La realización de revisiones periódicas puede ser clave para un temprano tratamiento.

Es muy importante prevenir el glaucoma, esta es la razón por la que en ÓPTICA CAMIÑO incluimos entre nuestros servicios optométricos, la toma de la Presión Intraocular (PIO), prueba clave para su prevención. Un tratamiento de la enfermedad en un estado inicial puede frenar su evolución evitando así la pérdida de visión en un alto número de pacientes ya que es la segunda causa más frecuente y evitable de ceguera en el mundo.

Signos, síntomas y tipos de glaucoma

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto no presenta signos de advertencia ni obvios síntomas durante las primeras etapas. A medida que la enfermedad progresa, se desarrollan puntos ciegos en la visión periférica (lateral).

La mayoría de las personas con glaucoma de ángulo abierto no notan ningún cambio en su visión hasta que el daño es bastante grave. Es por eso que al glaucoma se llama "ladrón silencioso de la visión." Mantener revisiones periódicas ayudará a descubrir la enfermedad antes de que sea demasiado tarde.

Glaucoma de ángulo cerrado

Este tipo de glaucoma se puede dar con un ataque agudo o de forma crónica con un cierre de ángulo gradual que puede derivar finalmente en un ataque agudo o repentino.

Un ataque de glaucoma de ángulo cerrado incluye los siguientes síntomas:

  • dolor severo en el ojo o la frente
  • enrojecimiento del ojo
  • disminución de la visión o visión borrosa
  • ver anillos o aureolas multicolores alrededor de las luces
  • dolor de cabeza
  • náusea y vómitos
  • decoloración del iris

Glaucoma de tensión normal

Las personas con "glaucoma de tensión normal" tienen una presión ocular dentro de los rangos normales, pero muestran signos de glaucoma como puntos ciegos en el campo de la visión y daño del nervio óptico.

Síndrome de dispersión pigmentaria y glaucoma pigmentario

El síndrome de dispersión pigmentaria (SDP) ocurre cuando, por roce, el pigmento se desprende de la parte posterior del iris. Este pigmento puede aumentar la presión ocular y conducir a glaucoma pigmentario. Algunas personas con SDP o glaucoma pigmentario pueden ver halos o tener visión borrosa después de actividades como trotar o jugar baloncesto.


¿El glaucoma tiene tratamiento?

La gran mayoría de los glaucomas se asocian a una tensión ocular elevada y el tratamiento va a consistir en reducirla.

Podemos emplear medicamentos en forma de colirios, de diferentes clases. Su acción dura unas horas, por lo que es esencial ser constante en la aplicación de las gotas. Cuando esto no es suficiente hay que recurrir a otras opciones como la aplicación de láser, o diferentes técnicas quirúrgicas. Cada caso es diferente y el enfoque debe ser individualizado.

¿Cómo puedo prevenir el daño del glaucoma?

Es fundamental el diagnóstico precoz para prevenir el daño irreversible que produce el glaucoma. De ahí que se deba hacer una exploración oftalmológica rutinaria hacia los 40 años. El oftalmólogo valorará los factores de riesgo de padecer glaucoma. De no existir ningún factor de riesgo, una revisión cada varios años será suficiente para detectar algún cambio.

Los factores de riesgo que aconsejan revisiones más frecuentes son:

  • Antecedentes familiares de glaucoma.
  • Miopía elevada.
  • Raza negra.
  • Diabetes
  • Tratamientos generales con corticoides.
  • En algunos casos, traumatismos, cirugía o enfermedades inflamatorias intraoculares.
  • Algunas alteraciones oculares que predisponen al glaucoma y que son fácilmente detectables en cualquier exploración.

¡Visita nuestro establecimiento y revisaremos tu presión intraocular!