Carrito

Cerrar
Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 99€

Diabetes y salud ocular

Diabetes y salud ocular

La diabetes se ha convertido en una de las epidemias más importantes del siglo XXI, la OMS calcula que en 2030 habrá más de 500 millones de diabéticos en el mundo. En España, se calcula que afecta al 14% de la población. Factores como la obesidad, el estilo de vida sedentario y la herencia favorecen la aparición de esta enfermedad, que también tiene un impacto en la salud ocular. ¿Cómo afecta la diabetes a los ojos? Se estima que, aproximadamente, el 40% de las personas con diabetes tipo I y el 20% de los diabéticos tipo II, sufren retinopatía diabética (RD). Es, de hecho, la primera causa de pérdida visual en la población activa de los países industrializados.

¿Qué es la retinopatía diabética?

La diabetes es una enfermedad crónica que impide al cuerpo regular la cantidad de azúcar en sangre, que también afecta a los vasos sanguíneos y al sistema circulatorio. Por ello, los diabéticos tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y también retinopatía diabética, glaucoma o cataratas.

La retinopatía diabética está causada por la alteración de los vasos sanguíneos de la retina. Los altos niveles de azúcar en la sangre producen un deterioro de los vasos sanguíneos que la irrigan, lo que lleva a un aumento de su permeabilidad y a la salida anormal de sangre y fluidos hacia la retina. Inicialmente, la enfermedad es asintomática, pero si no existe un adecuado control de la glucemia y exámenes oftalmológicos periódicos, puede llevar a la ceguera irreversible.

Los síntomas de la retinopatía diabética pueden ser:

  • Visión borrosa y pérdida gradual de la visión.
  • Visión de manchas.
  • Sombras o áreas de pérdida de visión.
  • Dificultad para ver de noche.

Si tienes diabetes, es muy importante que te realicen un examen oftalmológico completo todos los años. En tu caso, la prevención puede salvar tu visión ya que la retinopatía puede pasar desapercibida y cuando se presentan los síntomas es que la enfermedad ya está bastante avanzada, pudiendo causar incluso ceguera.

La retina está formada por neuronas muy especializadas. Es decir, se compone de tejido cerebral, por lo que no hay posibilidad de trasplante.

 ¿Cómo prevenir la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética está causada por la diabetes y el mal control del nivel de azúcar en sangre, especialmente cuando el paciente lleva varios años sufriendo la enfermedad. Después de 15 años de diabetes, el 78% de los diabéticos tipo II padecen algún grado de retinopatía diabética.

No se puede evitar la aparición de esta enfermedad ocular, pero sí que hay una serie de medidas que pueden prevenirla o disminuir su progresión:

  1. Control estricto del nivel de azúcar en sangre.
  2. Control del colesterol.
  3. Control de la tensión arterial.
  4. Evitar el sobrepeso y la obesidad.
  5. Hacer ejercicio moderado.
  6. Corregir la anemia.
  7. Controlar los ronquidos y la apnea del sueño.
  8. No fumar.

Si el paciente cumple estas recomendaciones, disminuirá notablemente el riesgo de desarrollar una retinopatía diabética grave.